Skip to main content

Linda Moore (Estados Unidos)

By enero 11, 2019abril 10th, 2019Testimonios

dentro de un lapso de 3 a 4 semanas luego de haberse iniciado la ingesta de NeuroAiD™, empezó a sentir algo de sensación en su brazo izquierdo, el cual había estado como "muerto", como ella lo llama

Linda Moore (Estados Unidos)

Mi madre está progresando. Como mencione antes, dentro de un lapso de 3 a 4 semanas luego de haberse iniciado la ingesta de NeuroAiD™, empezó a sentir algo de sensación en su brazo izquierdo, el cual había estado como «muerto», como ella lo llama. Ella es una persona extremadamente motivada, y considera su terapia física como su «trabajo». Realiza sesiones formales de terapia física y ocupacional dos veces por semana, pero además trabaja en su terapia cada día. En su sesión de ayer, incluso tuvo un resultado de «rango normal» en un ejercicio de control motor. Todavía presenta una gran dificultad para la manipulación de objetos pequeños, tales como botones o monedas, y ella no se siente cómoda manipulando cosas pesadas o calientes.

Principalmente, ahora ella puede caminar alrededor de casa sin su andador, pero todavía debe sostener la mano de alguien cuando camina fuera o sobre superficies irregulares. Hemos conseguido realizar otros pequeños pasos hacia adelante, como retirar el asiento para minusválidos del inodoro.

El regreso de la actividad nerviosa de su brazo izquierdo ha sido una bendición mixta para ella. Su ACV ocurrió muy cerca del tálamo, en la misma área del cerebro que se ve afectada por la Enfermedad de Parkinson. Ella no padece la enfermedad de Parkinson, pero el regreso de la actividad de esos nervios le ha producido movimientos y temblores como si la padeciera. A pesar de todo, nosotros consideramos esto como un signo positivo, sin embargo, inmediatamente después de ocurrido el derrame cerebral, ella mostró síntomas extremos en esta área. Ella se frustra por tener que re entrenar su mano izquierda, pero sigue trabajando muy duro en ello.

Como he mencionado, su ictus no fue degenerativo, sino más bien fue debido a un trastorno genético llamado trombocitemia esencial, en el cual su cuerpo produce demasiadas plaquetas. En el momento del ACV, tenía 5 veces el nivel normal de plaquetas en su sangre.

Seguimos tratándola con acupuntura y Micro-corriente de Frecuencia Específica también. Ella cumplirá 86 años el sábado.