Belem Martínez (México)

By julio 12, 2019Testimonios

El progreso fue evidente.

Belem Martínez (México)

Mi hermana sufrió el AVC a la edad de 35 años, en diciembre de 2017.
A raíz de ello su cuerpo se paralizó totalmente, perdió el habla y se afectaron sus funciones cognitivas; el accidente ocasionó que le instalaran la traqueostomía, gastrostomía y sonda vesical. Luego de 2 semanas de un coma inducido, finalmente el hospital nos entrega a mi hermana bajo el concepto de lo que los médicos llaman «por máximo beneficio».

 

Se trató de un impacto devastador en nuestra familia, sin embargo tratamos siempre de mantenernos de pie para ayudarla. (Gracias a Dios) mi mamá vio un anuncio por internet que ofrecía una alternativa natural para potenciar la recuperación. Me di a la tarea de buscar más sobre ello y detenidamente leí los testimonios de su sitio web; siendo así como les contacté.

 

Al principio me parecía difícil confiar en realizar una compra por internet sobre todo por el costo, empero por mi hermana, decidí tomar la decisión. A través de estas líneas quiero expresar mi absoluta confianza en el proceso, el Sr. Sergio Padilla ha sido una persona muy atenta y confiable, ofreciendo siempre un oportuno seguimiento

durante la compra y durante el tratamiento. (Debido a una confusión mía, la Oficina de Correos de México envió de regreso a Francia una de las cajas y él nuevamente se encargó de reenviarla)

 

A causa de temas económicos nos fue posible adquirir NeuroAiD hasta el mes de septiembre de 2018 (8 meses después de ocurrido el evento cerebrovascular). Y el avance fue casi inmediato. Hemos probado todas las opciones posibles en cuanto a alimento, rehabilitación y medicamento, y fue con NeuroAiD que el progreso fue evidente:

 

  • Mejoró su estado de ánimo y su capacidad física, así como su atención.

 

  • A la fecha ella ya no tiene ninguna sonda y se alimenta oralmente.

 

  • Camina por sí misma, (por lo menos una hora diaria)

 

  • Sube y baja escaleras.

 

  • Sonríe mucho, tal como siempre ha sido su personalidad.

 

  • Se esfuerza por hacer varias actividades diarias por si misma, y tenemos una comunicación por señales; ella ha respondido asintiendo o negando con la cabeza.

 

Gracias a Dios, mi hermana ha superado por mucho los pronósticos de los médicos

y confiamos y tenemos la fe en que mejorará su recuperación.

 

Adquirir NeuroAiD ha sido una buena inversión, lo que puedo decirle a quienes han vivido esta terrible situación con sus familiares, que este medicamento natural es una mejora evidente. Se trata de una inversión importante, empero el resultado, es muy esperanzador.

 

Continuar con rehabilitación física y la vigilancia de la salud en general, además de la ayuda y el apoyo de la familia, así como la fe, son importantes temas para salir con bien de este difícil momento.