Ana Luz Burgos (Mexico)

By diciembre 8, 2017 enero 19th, 2018 Testimonios

Nos decidimos y compramos NeuroAiD por tres meses, iniciamos en el mes de mayo y a la tercera semana vimos cambios muy notables, volvió a caminar, a hablar, a sentir, a recordar algunas cosas importantes de su vida pasada.

Ana Luz Burgos (Mexico)

Santiago de Querétaro, Qro., a 13 de noviembre del 2017

Mi papá el Sr. Hugo Burgos de 90 años de edad sufrió el 05 de marzo del 2017 un Accidente Cerebro Vascular, que deterioró su salud y perjudicó el área de Memoria, lenguaje, deambulación y sensibilidad, volviéndose totalmente dependiente, olvidándose de todo, hasta de comer, pasar el agua, realizar sus necesidades básicas, vimos a varios especialistas (Neurólogo, Internista) quienes nos aseguraban que era propio de la edad, sin embargo buscando en internet encontré NeuroAiD, escribí pidiendo información y pronto obtuve la respuesta personal de los investigadores. Nos decidimos y compramos NeuroAiD por tres meses, iniciamos en el mes de mayo y a la tercera semana vimos cambios muy notables, volvió a caminar, a hablar, a sentir, a recordar algunas cosas importantes de su vida pasada. Iniciamos junto con el medicamento un trabajo de rehabilitación, mismo que gracias a NeuroAid lo pudimos lograr. Al termino de 3 meses decidimos comprar un mes más, y logró avances significativos, al hablar con personal del Laboratorio nos sugirieron continuar con el tratamiento, pero se tardó en llegar por complicaciones con la aduana de nuestro país y estuvo casi 20 días sin el medicamento y observamos que se detuvo el avance y le encontramos más cansado, hablaba poco, perdió apetito, etc. En cuanto se lo dimos nuevamente empezó a reactivarse. Por lo que no hemos dudado en recomendarlo entre nuestros amigos y familiares que se les ha presentado esta situación. Dios y NeuroAiD, nos dieron la oportunidad de brindarle a nuestro padre una mejor calidad de vida, por el tiempo que le reste de estar con nosotros.

Atentamente
Lic. Ana Luz Burgos Esparza