Ejercicio y Rehabilitación del ACV (Parte 2)

By agosto 23, 2012mayo 31st, 2018Blog, Cuidadores, Tratamientos ACV

Los siguientes ejercicios son solo para pacientes afectados moderadamente por un ictus. Ellos podrían usar una silla de ruedas para desplazarse o podrían ser capaces de caminar con la ayuda de otra persona o utilizando un dispositivo de ayuda para caminar. Sin embargo, los pacientes a menudo se «adelantan» con su lado afectado, dejando el otro lado algo atrás. Por lo tanto, es probable que aparezcan problemas de equilibrio junto con dificultades para cambiar peso desde el lado sano hacia el lado afectado.

El propósito de este programa de ejercicios es:

  • Promover la flexibilidad y relajación muscular
  • Ayudar a retornar a una movilidad más normal
  • Mejorar el equilibrio y la coordinación
  • Disminuir el dolor y la rigidez
  • Mantener el rango de movimiento en el brazo y la pierna afectados

Antes de comenzar con estos ejercicios, por favor asegúrese de que su ropa no restringirá los movimientos. No es necesario que use pantalones cortos como se muestra en las ilustraciones, utilice la ropa que utiliza en el tiempo libre, las sudaderas o trajes para trotar son apropiadas.

Ejercicios para mejorar el movimiento del hombro y posiblemente prevenir el dolor del hombro

Acuéstese sobre una cama firme y entrelace sus dedos con las manos apoyadas sobre su estómago.
Lentamente levante el nivel de sus brazos hasta el nivel de los hombros, manteniendo los codos derechos. Finalmente, regrese sus manos a la posición de descanso sobre su estómago.

Otro ejercicio similar le ayudará a mantener el movimiento del hombro, especialmente para alguien que tiene dificultades para voltearse en la cama.
Mientras que se encuentra con los brazos extendidos como en el ejercicio anterior, hasta la altura de los hombros y los dedos entrelazados, mueva lentamente sus brazos hacia un lado y luego hacia el otro.

Ejercicios para promover el movimiento de la pelvis, cadera y rodilla
Acuéstese en una cama firme y mantenga los dedos entrelazados descansando sobre su estómago.

Doble las rodillas y ponga los pies sobre la cama. Mantenga sus rodillas bien juntas y lentamente muévalas lo más a la derecha como le sea posible, regrese al centro y repítalo moviéndolas hacia la izquierda.

Ejercicios para ascender desde una posición sentada
Siéntese en una silla firme que haya colocado contra la pared para evitar que se resbale hacia atrás.

Entrelace sus dedos; lleve sus manos lo más hacia adelante que pueda. Con sus pies ligeramente separados y las caderas en el borde del asiento, inclínese hacia adelante, levantando ligeramente las caderas del asiento, lentamente vuélvase a sentar.

Algo importante es tomarse su tiempo cuando realice ejercicios. No apresure los movimientos o se tense para completarlos. Si ocurre dolor, muévase solo hasta el punto en donde empieza a doler. Si el dolor continúa, no haga este ejercicio.

Leave a Reply