Cómo comer y preparar los alimentos luego de un accidente cerebrovascular

By agosto 12, 2016agosto 1st, 2019Blog, Vivir con ACV

Cada año, muchas personas ingresan en los hospitales como consecuencia de un accidente cerebrovascular, a veces incluso más de una vez. Cuando se trata de hacer prevención secundaria, es importante realizar cambios de estilo de vida saludables y continuar con el tratamiento médico.

Los cambios del estilo de vida incluyen dejar de fumar, seguir una dieta saludable y equilibrada, mantener un peso saludable, hacer ejercicio regularmente y reducir la ingesta de alcohol.

Una baja en sal, baja en grasas y en colesterol puede ayudar a prevenir un accidente cerebrovascular nuevo o recurrente. Las personas con presión arterial alta deben limitar la cantidad de sal.

La sal también es conocida como cloruro de sodio y el consumo máximo de sodio para un paciente que sufrió un accidente cerebrovascular es 2000 mg por día o una cucharadita por día.

Las personas con niveles altos de colesterol o ateroesclerosis deben limitar los alimentos que contienen altos niveles de grasas, especialmente de grasas saturadas. Las grasas saturadas incluyen las grasas de origen animal, leche de coco y productos lácteos enteros.

Las personas con diabetes necesitan aprender cómo estabilizar sus niveles de glucosa en la sangre con una dieta equilibrada regular y ser físicamente activos. Estos cambios en la dieta, junto con el uso de medicamentos ayudarán a mejorar el control de la presión arterial alta, colesterol alto y diabetes

Es recomendable seguir una dieta saludable de acuerdo con la pirámide alimenticia. Esto significa que se pueden consumir una amplia gama de alimentos mientras se practica la moderación. Los siguientes consejos pueden ayudarle a hacer la elección de alimentos adecuados:

Consuma una adecuada una variedad de alimentos ricos en carbohidratos complejos que contengan fibra. La fibra le ayudará a reducir el tiempo en que el azúcar de los carbohidratos llega al torrente sanguíneo. De esta manera, evitamos el aumento de la glucemia. Los alimentos fuente de carbohidratos complejos con fibra son panes, cereales, granos, pastas, todos provenientes de granos enteros, es decir, no procesados.

Elija alimentos altos en fibra como cereales integrales, frutas, verduras y legumbres. Las mejores fuentes de fibra son las frutas y las verduras. Incluso contienen otros compuestos fitoquímicos que son antioxidantes y cardioprotectores.
Reduzca la cantidad de grasa en la dieta, eligiendo productos lácteos bajos en grasa, pescados, carnes magras y aves de corral sin piel, y elija métodos de cocción sin cuerpos grasos como al vapor, plancha, a la parrilla en lugar de alimentos fritos o salteados.

Consejos a la hora de comer afuera

Aun cuando se come fuera, es posible elegir opciones más saludables. Siempre se puede pedir comida sin aceite añadido y a base de verduras, elegir las pastas con salsas a base de vegetales y no con salsas cremosas, elija cortes magros de carnes y evite consumir bebidas con alcohol o gaseosas.

Consejos a la hora de comer en el hogar

En la preparación de una comida en casa, los métodos de cocción más saludables incluyen al vapor, a la parrilla, al horno, salteado en sartén antiadherente con spray vegetal, hervido. Utilice aceites insaturados como canola, girasol, maíz, oliva y spray vegetal. Limite la cantidad de aceite añadido y evite el uso de aceite reciclado.

No es necesario añadir sal a las comidas o al agua o medio de cocción ya que los alimentos contienen sodio naturalmente. El uso de ingredientes naturales como ajo, jengibre, jugo de limón, cebolla, pimienta, hierbas y especias puede darles sabor a las comidas. Si se requiere un sabor más fuerte, puede aumentar las cantidades de ingredientes naturales.

Limite la compra de productos de aperitivo salados, carnes o verduras y alimentos procesados altamente salados. Lo mejor es comprar alimentos frescos o congelados y tratar de preparar los alimentos «desde cero» en lugar de confiar en los alimentos empacados que son convenientes, pero que pueden contener una alta cantidad de sal. Tenga en cuenta que hay fuentes de sodio oculto como polvo de hornear, bicarbonato de sodio o MSG (glutamato monosódico).

También es importante tener en cuenta que después de un accidente cerebrovascular, una persona que ya se ha recuperado o se encuentra en recuperación puede tener dificultades para tragar y disminuída su movilidad.

Algunas personas con accidente cerebrovascular pueden requerir consumir alimentos con consistencia modificada como en purés, carnes picadas y líquidos espesados . Por otra parte, hay quienes experimentan un sentido reducido del gusto o el olfato lo que puede hacer poco atractiva la comida.

Una persona que vive sola puede incluso saltarse las comidas, debido al esfuerzo implicado en la compra y preparación de alimentos, o debido a la falta de apoyo. Ellos están en riesgo de desarrollar desnutrición si no son capaces de comprar los alimentos y comer de manera adecuada siguiendo una dieta equilibrada. Esto puede influir en su progreso de rehabilitación.

Por lo tanto, es importante que se tomen medidas para asegurar una nutrición adecuada y personalizada para mantener el estado nutricional óptimo después del accidente cerebrovascular y prevenir desnutrición.

Algunas sugerencias incluyen proporcionar comidas pequeñas y frecuentes y aperitivos, servir comidas con sabores naturales más fuertes para mejorar el apetito de aquellos que no están comiendo lo suficiente, e incluir todos los alimentos de los grupos de alimentos de la pirámide alimenticia.

Referencias

Making Dietary Changes After a Stroke

Nourishing Good Eating Habits

Nutrition Tips for Stroke Survivors. American Heart Association.

Recovery After Stroke:  Healthy Eating. National Stroke Association.

Leave a Reply