NeuroAiD™, el tratamiento natural para la recuperación de un ACV
Clinicamente seguro, dobla las posibilidades de llegar a la independencia.

Fibrilación Auricular: Lo que los sobrevivientes de los ataques cardiovasculares necesitan saber.

La Fibrilación Auricular, o afib (por su contracción en inglés: atrial fibrillation), es una causa de los ataques cardiovasculares, y quizá, puede ser que la persona que la sufre no note su existencia. La afib es una anomalía del corazón que causa que las cámaras superiores se muevan como una gelatina. Cuando tiemblan, estas no pueden bombear sangre eficientemente, y esto puede originar coágulos. Cuando las cámaras inferiores del corazón, los ventrículos, fibrilan, la persona puede sufrir un paro cardíaco. Las cámaras superiores, o atria, no son tan cruciales, pero cuando estas no bombean sangre apropiadamente, pueden existir problemas en el corazón y ataques cardiovasculares. Usted podrá haber escuchado que la afib es la causa de los ataques cardiovasculares, así que es importante que conozca todo lo referente a ella.

 

La Conexión entre la Fibrilación Auricular y los Ataques Cardiovasculares.

Usted se puede preguntar cómo un problema en su corazón puede ocasionar un coágulo en su cerebro, y tiene toda la razón en preguntárselo. Cuando la atria no bombea sangre, esta se acumula en la cámara, nunca siendo expulsada completamente. Como usted puede saber, cuando la sangre queda inmóvil, esta comienza a formar coágulos en el atria sin que usted se de cuenta. En algún punto, el coágulo es expulsado de la cámara; esto detiene el proceso de fibrilación momentáneamente, o el coágulo es simplemente expulsado con el resto de la sangre.

Una vez que este coágulo es expulsado al corazón, este puede dirigirse a cualquier lugar de él. De hecho, uno de los lugares a los que puede dirigirse es a las arterias coronarias ocasionando un ataque al corazón. Otra opción es que el coágulo viaja a través de las arterias carótida y hacia el cerebro, causando un ataque cardiovascular. Cualquier opción es una posibilidad, y ninguna de ellas es saludable para el paciente. Algunas veces, los coágulos causados por la afib son más pequeños y pueden originar ataques menos severos. Sin embargo, las fibrilaciones auriculares que no son tratadas y son duraderas pueden causar grandes coágulos, y estos pueden originar imparidades severas. Afortunadamente, la afib es tratable.

 

Síntomas

La mayoría de la gente que tiene afib no la conoce, y es por eso que los ataques cardiovasculares pueden aparecer de la nada. Si usted se toma el pulso o su doctor escucha las palpitaciones de su corazón, pueden notar que están fuera de ritmo. La afib es una arritmia, lo que significa que su corazón no late a un ritmo normal. En frecuencias bajas, es fácil obviar los pálpitos adicionales que ocasiona algunas veces la afib. Solo se puede diagnosticar la presencia de la afib cuando usted es examinado por un doctor.

En algunos casos, la afib puede ser rápida. Usted podrá sentir palpitaciones en su pecho, dolores y debilidad en el cuerpo. Sin embargo, esto ocurre raramente. Son las palpitaciones lentas las que ocurren con más frecuencia. Con una afib rápida, usted experimentará problemas severos en el corazón, falta de aire, y otros problemas que lo harán visitar al doctor. El verdadero problema yace en que la afib no es detectada por los síntomas. Este tipo de afib es el que causa los ataques cardiovasculares, y aunque usted no presente los síntomas, la afib necesita ser tratada.

 

Tratamiento

Existen dos pasos para tratar la afib. Uno es la anticoagulación y la otra es el control de la velocidad o frecuencia. Cuando usted presenta un ataque cardiovascular, necesitará de una terapia de anticoagulación, independientemente de la causa por la que tuvo el ataque. Esto significa que usted tratado con heparina en el hospital, y luego con tratado lentamente en Coumadin o warfarina. La medicación toma tiempo en convertirse en terapéutica, y luego tendrá que someterse a pruebas de sangre constantemente para comprobar que la sangre se mantenga en un rango seguro. Alguna falla en la medición del nivel de warfarina puede significar la formación de otro coágulo, originando un segundo ataque cardiovasculares.

El segundo paso para el tratamiento de la afib es el control de la velocidad o frecuencia. los medicamentos, como el Cardizem y el Amiodarone, pueden ayudar a controlar la fibrilación rápida y, a veces, normalizar el ritmo cardíaco. En algunos casos, su cardiólogo querrá hacer todo lo posible para estabilizar el ritmo cardíaco, y esto significará la posibilidad de aplicar una cardioversión. Bajo sedación, el corazón es sometido a descargas eléctricas para estabilizar el ritmo. No siempre es un proceso exitoso. Otra manera de tratar este ritmo es hacer una ablación. Esto es conducido normalmente a través de una cateterización cardíaca, y se centra en cauterizar las células del corazón que están causando la arritmia. Esto es realizado en un ambulatorio o en proceso de corta estadía, mediante un pequeño acceso en la arteria que se inserta cerca de la ingle.


¿Existe algún tratamiento de ACV para ayudarme?

NeuroAiD™ es un tratamiento natural para el ACV que ayuda a los pacientes a tener una mejor y más rápida recuperación tras el accidente.

Clínicamente seguro y eficaz, NeuroAiD™ ha demostrado incrementar la producción de nuevas neuronas en el cerebro y las conexiones entre estas neuronas (neuroplasticidad), así como para crear más fuerte neuronas (neuroprotección). Por lo tanto, NeuroAiD™ crea un entorno favorable para la recuperación.


¿Es NeuroAiD™ adecuado para mi?


Posted on Julio 23, 2014

Guía Rápida para la Disfagia

Uno de los efectos secundarios más comunes en los ataques cerebrovascular es la disfagia; sin embargo, puede ser difícil de entender si nunca se ha escuchado el término antes. La disfagia significa la dificultad para tragar. Para realizar esta acción, los músculos y la garganta llevan a cabo una serie de maniobras complejas para proteger la tráquea y permitir que los alimentos y líquidos lleguen hasta el esófago y el estómago.

Cuando usted sufre algún ataque cerebrovascular, uno de los nervios que controlan esta función deja de funcionar, y esto ocasiona que su tráquea no tenga protección contra objetos externos. La disfagia puede afectar a la víctima de este tipo de ataques con distintas intensidades; sin embargo, siempre es importante conocer las precauciones que se deben de tener para tragar cuando se presente esta condición.

 

Prueba y Revisión

Antes de abandonar el hospital, la mayoría de los sobrevivientes de los ataques cardiovasculares son puestos a prueba para probar sus dificultades para tragar. De hecho, estos pueden ser calificados como NPO (“nada por vía oral”) hasta que el examen haya sido realizado. Esto genera frustración en los pacientes. Si ellos tuvieran que comer o beber algo, la comida podría ingresar a los pulmones y ocasionar un severo caso de neumonía. Además, asfixiarse o toser puede bloquear el conducto de aire, ocasionando un paro respiratorio. Existen diferentes riesgos que involucran comer y beber fuera de las reglas de esta condición en particular.

El examen para la disfagia es realizado como un examen de rayos X. Usualmente, un terapeuta del discurso evalúa al paciente y luego observa los resultados del examen. Este es comúnmente llamado “tragar la galleta”, aunque puede tener otros nombres. En esencia, el sobreviviente del ataque cardiovascular toma un trozo de galleta, lo mastica, y se lo traga. Mientras esto se realiza, se toman rayos X especiales de movimiento que registran los mecanismos de la garganta al tragar. Es a partir de este examen que el terapeuta determina el nivel de precaución de disfagia que el paciente necesita.

 

Riesgos

Existe un número de riesgos asociados a la disfagia. El riesgo de mayor inmediatez es la asfixia. De hecho, comer o beber fuera del plan de la disfagia puede originar un bloqueo total del conducto respiratorio, la necesidad de la maniobra de Heimlich y la posibilidad de un paro respiratorio. Aunque ciertos sobrevivientes de ataques cardiovasculares odian las restricciones de la disfagia, los riesgos por desobedecerlas son severos y pueden ocasionar la muerte si la pieza de alimento no puede ser extraída. En el mejor de los casos, puede ocasionar un momento de angustia para quienes estén involucrados mientras que la pieza sea extraída. En el peor de los casos, puede significar un viaje al hospital y a la unidad de cuidados intensivos.

Otro riesgo de disfagia, pero menos inmediato, es la neumonía. Grandes piezas de comida causan asfixia, pero son los pedazos pequeños de comida y de líquidos que causan la neumonía. Este tipo de riesgo le puede ocurrir sutilmente a un paciente que crea que no deba seguir los lineamientos de las precauciones de la disfagia. La introducción de materiales externos a los pulmones significa que puede aparecer una infección. Estas infecciones son, la mayoría de las veces, muy difíciles de tratar, y pueden causar una estadía prolongada en el hospital. Es más fácil, seguro y conveniente seguir los protocolos establecidos para la disfagia.

 

Tratamientos

Desafortunadamente, el único tratamiento para la disfagia es el cumplimiento de las precauciones, que son dispuestas por su terapeuta del discurso. Usted tendrá dos lineamientos que seguir: uno para los líquidos y otro para las comidas. Los líquidos serán servidos con una consistencia espesa, dependiendo de cuán severo sea el problema para tragar. Podrá ser del espesor del néctar – el cual es un poco más consistente que el agua – hasta el espesor de un pudin. Algunas veces, esto puede ser un poco frustrante para el paciente ya que con estos líquidos tan espesos a la persona se le dificulta saciar la sed. En algunos casos, puede complementarlos con jugo de limón para ayudarle a tragar y saciar la sed.

Del mismo modo, las comidas deberán ser preparadas de una manera especial, dependiendo de su habilidad para tragar. La mayoría de las víctimas de los ataques cardiovasculares pueden usar mecanismos sutiles como medida de precaución. Esto significa que no puede ingerir nada que requiera un proceso de masticación complicado. En lo extremo, alimentos hecho puré son para aquellos que tengan un problema severo para tragar. Una vez más, estas restricciones pueden ocasionar frustración en la persona, al no poder comer los alimentos que desea. Si usted tiene un problema severo para tragar, usted tiene que equilibrar la indulgencia de las comidas y el riesgo de terminar en el hospital de nuevo. Usualmente, con un poco de creatividad, una dieta a base de puré ser sabrosa. No se dé por vencido si se siente frustrado al seguir las indicaciones, trate de buscar la manera que les sean beneficiosas.


¿Existe algún tratamiento de ACV para ayudarme?

NeuroAiD™ es un tratamiento natural para el ACV que ayuda a los pacientes a tener una mejor y más rápida recuperación tras el accidente.

Clínicamente seguro y eficaz, NeuroAiD™ ha demostrado incrementar la producción de nuevas neuronas en el cerebro y las conexiones entre estas neuronas (neuroplasticidad), así como para crear más fuerte neuronas (neuroprotección). Por lo tanto, NeuroAiD™ crea un entorno favorable para la recuperación.


¿Es NeuroAiD™ adecuado para mi?


Posted on Julio 16, 2014

Un Ictus no lo define: Lo que puede aprender de Janine Shepard

Sin duda un derrame afecta sus capacidades físicas y mentales, pero muchos pacientes no están preparados para el impacto que tiene en su moral, actitud y alma.

Un viaje a la librería o navegación ociosa en Amazon revelará innumerables historias inspiradoras y a veces pueden presentar estrategias para la superación de los obstáculos de la vida, pero muy pocos se enfocan en los problemas particulares a los que debe enfrentar los sobrevivientes de un ACV.

Afortunadamente la historia de Janine Shepard es una que trasciende los detalles médicos y habla directo al corazón acerca de lo que es enfrentar desafíos físicos y superarlos en señal de triunfo.

A pesar de que Janine sufrió un tremendo revés físico muy temprano en su vida, ella no permitió que este dictara el curso que tomaría su vida, sus esperanzas y sueños pueden haber cambiado a consecuencia de su lesión, pero a pesar de todo encontró una vida plena que abrazar y superar.

Si parece que su ictus lo define, conozca la historia de Janine y como ella superó un conjunto de lesiones físicas que potencialmente podrían haber destruido su vida, su historia puede ayudarle a perseguir sueños que no sabía que tenía.

 

Historia de Janine

Janine Shepard era una atleta olímpica, nacida en Australia, ella sobresalió en esquí de fondo y consiguió llegar a la cumbre del deporte, era una atleta profesional, disfrutaba de muchos deportes, incluyendo el ciclismo.

Durante una carrera por placer en las hermosas montañas azules de Australia, se encontró con un accidente que cambiaría su vida, ella fue atropellada por un camión y tuvo la suerte de sobrevivir al encuentro, sin embargo, el impacto había herido su columna vertebral, y quedó paralizada de la cintura hacia abajo, ahora todo lo que ella había tenido en su vida se había perdido.

Ella estuvo enyesada de cuerpo completo durante meses mientras se recuperaba, algunas personas simplemente podrían haber decidido renunciar a la vida y sueños que tenían, pero Janine no era como los demás.

La mentalidad de la atleta, la voluntad de nunca rendirse y una actitud positiva perdurable la propulsaban a sacar lo mejor de la situación, un día vio a un avión volar por encima de su cabeza, y pensó: “¡Si no puedo caminar, entonces tal vez podré volar!” Era una realización que otra vez cambiaría el curso de su joven vida.

 

Un cuerpo roto no significa una persona rota

Cuando todavía se encontraba con su yeso de cuerpo completo, Janine fue colocada en un pequeño avión para tomar su primera lección de vuelo, había quedado conquistada, en el cielo, las discapacidades físicas que enfrentaba no la obstaculizaban en absoluto.

No pasó mucho tiempo antes de que obtuviera su licencia de piloto privado, pero eso no fue suficiente para esta mujer, Janine se convirtió en una piloto comercial e instructora a pesar de que había perdido sus piernas.

Impulsando al máximo su nueva carrera, también se convirtió en la directora más joven y la única mujer que ha sido directora de la Australia’s Civil Aviation Safety Authority.

Janine comenzó su vida pensando que trascurriría de cierta manera y encontró que todo ocurrió de una manera muy diferente, aunque no presenta sensación o movimiento de la cintura para abajo, todavía es capaz de caminar gracias al uso de equipos de apoyo, tal vez Janine misma sería la primera en admitir que su viaje no siempre fue fácil, en las primeras etapas, sufrió de una falta de moral y problemas con la depresión, la parte asombrosa de su historia fue que ella se sobrepuso a estos sentimientos, y encontró una manera en la que podía prosperar y la persiguió con todo lo que tenía.

 

Superando los obstáculos de un ictus

Tal como Janine, los sobrevivientes de un ACV tienen dificultades para realizar las actividades que a ellos les gustan, algunos pacientes nunca podrán ser capaces de volver a caminar, hablar con fluidez ni cuidar de sí mismos, todos los que se enfrenten a problemas tan abrumadores como los que se presentan por las secuelas de un derrame cerebral comenzarán a encontrar su camino.

Las historias como las de Janine les dicen a los pacientes que han sufrido un derrame que a veces es necesario cambiar los objetivos, usted puede quedarse lamentando el estado afectado de su cuerpo y el hecho de que nunca podrá volver a hacer lo que hacía antes, o que deberá encontrar una manera de cambiar el juego.

Esta no es una positividad y entusiasmo vacío, incluso los pacientes sobrevivientes de un ACV que presentan más deficiencias pueden encontrar alguna actividad en la que puedan destacar, por ejemplo, la experiencia que tiene en su cabeza puede beneficiar a otros, incluyendo a otros sobrevivientes de un derrame. Usted podría llegar a ser consejera y ayudar a los pacientes recién diagnosticados con un ictus a sobrellevar su condición.

Realizar enseñanza es algo que muchos pacientes que han sufrido un derrame pueden realizar porque el conocimiento es más importante que la capacidad física.

Abundan las oportunidades para aquellos que están dispuestos a pensar de una manera más flexible, su cuerpo puede estar muy afectado, pero ciertamente su mente no lo está.

Lo que lo hace diferente es valioso y útil para los demás, no deje que sus nociones preconcebidas lo limiten ni le impidan alcanzar metas en las que nunca pensó que tenía – y que nunca creyó posibles.


¿Existe algún tratamiento de ACV para ayudarme?

NeuroAiD™ es un tratamiento natural para el ACV que ayuda a los pacientes a tener una mejor y más rápida recuperación tras el accidente.

Clínicamente seguro y eficaz, NeuroAiD™ ha demostrado incrementar la producción de nuevas neuronas en el cerebro y las conexiones entre estas neuronas (neuroplasticidad), así como para crear más fuerte neuronas (neuroprotección). Por lo tanto, NeuroAiD™ crea un entorno favorable para la recuperación.


¿Es NeuroAiD™ adecuado para mi?


Posted on Julio 8, 2014